Lugar exótico, una gran cocina marroquí atención personalizada. Grandes Personas que se dedican a la restauración, sorprende la dedicación y esmero con el que cuidan al cliente, a veces, el lugar se puede poner «a tope», y es aconsejable reservar mesa. Muy esmerada elaboración y mejor presentación de la cocina Marroquí. Después de un pequeño incidente con la reserva doy las gracias a Hichan por su atención y pronta solución, seguiré incluyendo a El Embajador, como restaurante preferido, Gracias.